Etimología

Para muchos tratadistas e historiadores, Piura proviene de la palabra quechua Pirhua que significa granero o depósito de aprovisionamiento. En tiempos remotos Piura era una base de aprovisionamiento de los quechuas (incas), quienes habían conquistado a los yungas, primeros habitantes del actual departamento de Piura. De allí PIRHUA: depósito de aprovisionamiento, troje o granero, luego de la conquista de los sanmigueleños resultaron Pirhuanos.

El Dr. José Albán Ramos, ex-Catedrático de la Universidad Nacional de Piura, en su libro “Región Grau”, respecto a la etimología de la palabra Piura manifiesta:

  • El nombre del Perú está ligado al de Piura. El soldado Pedro Pizarro, hermano de Francisco, informa que las hispanas huestes denominaron PIRU a esta tierra por el nombre que encontraron en “esta provincia”, refiriéndose a los territorios hacia el sur de Tumbes, lo que antes de la regionalización era el Departamento de Piura.
     
  • La “Crónica Anónima” ratifica a Pedro Pizarro diciendo que Piura fue el primer poblado de estas provincias “de quien toda la tierra e imperio tomó nombre de Piura que los españoles dicen Perú o Pirú.
     
  • Existe la versión de que el nombre de “pirúa” o “pirhua” pronunciado por los tallanes llevados a España, Martinillo y Felipillo, daría lugar, por mala pronunciación de los españoles, al vocablo Perú.
     
  • Asimismo, se habla (Fernando de Montesinos) de un dios Pirúa o personaje mítico. Este personaje sería el fundador del clan tallán PIRHUA del cual descendemos los piuranos; de la corrupción de aquel vocablo vendría en su momento el término: PIURA.
     
  • Luis E. Valcárcel menciona al Gran Creador Unico Apu Kon Titi Wira Kocha, el demiurgo, el nombrador, el ordenador del universo, dueño y señor del Panteón de las deidades incas. Wira era corrupción de Pirwa, el dios de los tallanes.
     
  • En consecuencia el término “piura” proviene del “pirhua” de origen quechua que vendría a significar “troje” o granero. En el “Vocabulario Primero del Indice al Castellano” del padre Diego Torres Rubio, se lee: “PIRHUA, troxe de cañas embarradas.

     Quien fuera educador, periodista e historiador, Néstor S. Martos en su obra “LA CIUDAD VOLANTE”, discrepa de esta etimología y opina que la palabra Piura no puede ser quechua pues la dominación quechua no llegó a medio siglo, porque nadie hablaba quechua en esta parte desde hace más de 3 siglos, además quien escribe por primera vez la palabra Piura es Francisco de Jerez, secretario del conquistador Francisco Pizarro, y con este nombre designa el río y no al poblado. Las razones que sustentan la posición de Néstor Martos, entre otras son:

  • En la costa Piurana si no faltan en lo absoluto, son muy raros los toponímicos quechuas, abundan más bien los toponímicos yungas o mochicas como los terminados en “LA”: Puyungalá, Huangalá, Narigualá, Birrilá, en los cuales “LA” significa AGUA. Todos los toponímicos con este apositivo corresponden a lugares que tienen alguna relación con el agua (Birrilá es el nombre de la desembocadura del río Piura en el Océano Pacífico).
     
  • La dominación cuzqueña o quechua en la costa fue efímera y todos los autores coinciden en que no llegó a medio siglo, tiempo insuficiente para imponer su lengua.
     
  • Nadie habla el quechua en Piura desde hace más de tres siglos. En lapso de dominación tan reducido, la lengua quechua no se sedimentó lo suficiente para cambiar la nomenclatura de poblados, lugares y ríos conocidos en lengua yunga.
     
  • Si Piura deriva de PIRHUA, con mayor razón se puede decir que el Perú deriva del mismo vocablo, pues la similitud fonética es mayor en el segundo que en el primer caso.
     
  • Quien escribe por primera vez la palabra Piura es Francisco de Jérez, secretario de Pizarro, en su “Verdadera relación de la conquista del Perú”, al designar con el nombre de Piura al río y no al poblado: “En tres días llegó al valle del Piuram, a una fortaleza de un cacique”. Jérez nos deja entender que el poblado tomó el nombre del río y que el río y su valle se llamaban Piura.
     
  • Martín de Morúa en su “Relación de la ciudad de San Miguel de Piura”, se expresa así: “Este poblado es un valle que se dice Piura, que es su propio nombre y no tiene significación”.
     
  • Paz Soldán en su “Diccionario Estadístico y Geográfico del Perú”, hace derivar esta palabra del Aymara. 

    Sobre el nombre de Piura, Luis E. Valcárcel, menciona a APU KON TITI WIRA KOCHA (“Gran Unico Creador”), el nombrador, el ordenador del universo, dueño y señor del panteón de las deidades incas. Wira era corrupción de PIRWA, el dios de los tallanes. La palabra PIURA proviene entonces de PIRWA, vocablo tallán modificado por los cuzqueños y después por los españoles.

    La actual ciudad de Piura durante el virreinato, se denomina “San Miguel del Tránsito de Piura”. Actualmente el nombre PIURA se aplica a la ciudad, al distrito del cercado, a la provincia, al departamento, a la región y al río.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: